Disonancias cotidianas

Un día de entretiempo, comprobé por la ventana que el día estaba despejado y me decidí a dar un paseo. Cuando salí del portal, una brisa gélida golpeó la tierna piel de mis brazos, desnudos en una camiseta de manga corta. Claro, el entretiempo en el norte de España no suele significar calor, aunque el … Sigue leyendo Disonancias cotidianas

Anuncio publicitario